La nina i son germà

Esta canción, preciosa en cuanto a melodía y turbia en cuanto a letra, la escuché por la radio y me vi obligado a localizar el CD para ver si era igual de bueno. Es Lídia Pujol cantando en su disco Els amants de Lilith donde recopila canciones populares de transmisión oral de las tierras de habla catalana (Catalunya, València y Mallorca) y las versiona con su magnífica voz.

Podeis leer aquí una explicación detallada de lo que significó la inmersión en la música popular para la artista. Letras desgarradoras que hablan sobre mujeres que sufren y que hacen sufrir. Amor y muerte entremezclados en más de una ocasión.

La canción “La nina i son germà” es una versión de La dama d’Aragó una de las canciones más antiguas del cancionero popular catalán de la cual Joan Manuel Serrat también hizo una versión.

Por cierto si alguien conoce la traducción exacta para “roseta” en la frase “se’n pugen roseta” le animo a que comente.

La nina i son germà

La niña y su hermano

Shhhh
No parlis fort
que la nina dorm
Vigila no prengui mal
jo tornaré tan aviat com pugui

A Aragó hi ha una nina
que és bonica com un sol.
Té la cabellera rossa,
li arriba fins als talons.

Ai, amorosa Anna Maria,
robadora de l’amor…
Ai, del amor…

Son germà se la mirava
amb un ull tot amorós.
No fóssim germans, Maria,
mos casaríem tots dos.

Ai, amorosa Anna Maria,
robadora de l’amor…
Ai, del amor…

Se la pren per ses mans blanques
se la pren tot amorós
a dalt se’n pugen roseta
a dalt se’n pugen tots dos

Amorosa Anna Maria
robadora de l’amor
Ai amorosa Anna Maria
robadora de l’amor.

I en una cambra de roses
i en un llit cobert de flors
son germà se la mirava
amb un ull tot amorós
Ai amorosa Anna Maria
robadora de l’amor.
Ai amorosa Anna Maria
robadora de l’amor.
amor amor amor amor amor
això no és amor

Ai amor amor amor amor amor
això no és amor

Ai amor meu, ai amor meu
plores com ho fa un ocell
plores como ho fa un ocell
T’han deixa’t tan grans ferides
que ja no tenen remei.
T’han deixa’t tan grans ferides
que ja no tenen remei
amor amor amor amor amor
això no és amor
Ai amor amor amor amor
això no és amor

Shhhh
No hables fuerte
que la niña duerme
Vigila que no se haga daño
volveré tan pronto como pueda

En Aragón hay una niña
que es bonita como un sol
Tiene la cabellera rubia
le llega hasta los talones

Ay, amorosa Anna Maria
robadora del amor
ay, del amor

Su hermano se la miraba
con un ojo todo amoros
no fuésemos hermanos Maria
nos casaríamos los dos

Ay, amorosa Anna Maria
robadora del amor
ay, del amor

La coge por sus manos blancas
la coge todo amoroso
arriba suben (¿?)
arriba suben los dos

Amorosa Anna Maria
robadora del amor
Ay, amorosa Anna Maria
robadora del amor

Y en una habitación de rosas
y en una cama cubierta de flores
su hermano se la miraba
con un ojo todo amoroso
Ay amorosa Anna Maria
robadora del amor
Ay amorosa Anna Maria
robadora del amor
amor amor amor amor amor
esto no es amor

Ay amor amor amor amor amor
esto no es amor

Ay amor mío, ay amor mío
lloras como lo hace un pájaro
lloras como lo hace un pájaro
Te han dejado heridas tan grandes
que ya no tienen remedio
Te han dejado heridas tan grandes
que ya no tienen remedio
amor amor amor amor amor
esto no es amor
Ay amor amor amor amor
esto no es amor

Tiempo de crisis

En los telediarios, periódicos, por doquier se nos regalan los oídos con cifras macroeconómicas sobre la crisis acuciante de la economía mundial y por supuesto, pese a la preparación previa, de la española. Estás cifras a menudo quedan lejos del entendimiento de la población media. Hay otras en cambio que son observables para cualquiera que preste atención que indican que la situación ha cambiado bastante. A mi de momento me han llamado la atención las siguientes:

1) El número de personas rebuscando en los contenedores buscando cosas para vender ha aumentado mucho.
2) La cantidad de vendedores en los semáforos también sigue in crescendo y apareciendo en semáforos dónde nunca antes habían estado. Cada vez más jóvenes, extranjeros e incluso bien vestidos.
3) La creciente presencia de vendedores ambulantes, instaladores y reformistas. No se cuantos han pasado ya por casa en los últimos meses.
4) Las farolas y limpiaparabrisas llenos de propaganda de pintores, interioristas, paletas, etc.

Eso sí son cifras cotejables para afirmar que ahora sí estamos en crisis.

Ex-factor

Esta es una canción que hace 7 u 8 años grabé en un CD y que ayer apareció milagrosamente sano y salvo. Se llama Ex-factor y Lauryn Hill la incluyó en su álbum “The miseducation of Lauryn Hill”. Dedicada a toda mi gente sufriendo innecesaria pero irremediablemente.

Ex-factor

Factor Ex

It could all be so simple
But you’d rather make it hard
Loving you is like a battle
And we both end up with scars
Tell me, who I have to be
To get some reciprocity
No one loves you more than me
And no one ever will

Is this just a silly game
That forces you to act this way
Forces you to scream my name
Then pretend that you can’t stay
Tell me, who I have to be
To get some reciprocity
No one loves you more than me
And no one ever will

No matter how I think we grow
You always seem to let me know
It ain’t workin’
It ain’t workin’
And when I try to walk away
You’d hurt yourself to make me stay
This is crazy
This is crazy

I keep letting you back in
How can I explain myself
As painful as this thing has been
I just can’t be with no one else
See I know what we got to do
You let go and I’ll let go too
‘Cause no one’s hurt me more than you
And no one ever will

Care for me, care for me
I know you care for me

There for me, there for me
Said you’d be there for me

Cry for me, cry for me
You said you’d die for me

Give to me, give to me
Why won’t you live for me

Todo podría ser tan fácil
y sin embargo lo haces difícil
Amarte es como una batalla
y ambos acabamos con cicatrices
Dime, quién tengo que ser
para conseguir algo de reciprocidad
Nadie te quiere más que yo
y nadie nunca lo hará

Es esto simplemente un juego tonto
que te obliga a actuar así
Te obliga a gritar mi nombre
y luego hacer ver que no puedes quedarte
Dime, quién tengo que ser
para conseguir algo de reciprocidad
Nadie te quiere más que yo
y nadie nunca lo hará

No importa que piense que hemos crecido
siempre me haces saber
que no funciona
que no funciona
Y cuando intento alejarme
te lastimarías para hacer que me quede
Esto es una locura
Esto es una locura

Sigo dejándote entrar
Como puedo explicarme a mi misma
Tan doloroso como ha sido esto
No puedo estar con nadie más
Mira sé qué tenemos que hacer
Yo lo dejo estar y tu lo dejas también
Porque nadie me ha hecho tanto daño como tú
y nadie nunca lo hará

Preocupate por mí, preocupate por mí
Se que te preocupas por mí

Allí por mí, allí por mí
Dijiste que estarías allí por mí

Llora por mí, llora por mí
Dijise que morirías por mí

Dámelo, dámelo
¿Por qué no vives por mí?

¿De qué huyes? ¿Qué buscas?

Hace un mes, durante mis vacaciones en Suecia, el comentario de una persona me hizo reflexionar y este escrito es la parte “tangible” de dicha reflexión.

Su comentario aproximadamente fue el siguiente: ” … el problema de cuando llegas a un sitio nuevo es que tienes que someterte al juicio de las personas y las principales preguntas que les surgen en sus cabezas son: ¿de qué huyes? y ¿qué vas buscando?”

Recuerdo que dicha persona argumentaba que no siempre sucede que se huye de algo y que ni mucho menos se anda siempre en busca de algo. Asentí sin más. Durante el tiempo de reflexión, sin embargo, pensé que ese “algo” que sus labios pronunciaron realmente era una versión encriptada de un “alguien”. Porque sí, es cierto, la gente constantemente asocia “huir” y “buscar” con temas sentimentales. Tras meditar algo más en el tema acabé concluyendo que su premisa no puede ser cierta. Quizás el verbo huir que empleó no fue el adecuado pero siempre que se hacen cambios trascendentales se busca salir de algo. Algo que no necesariamente está mal o no funciona. Por ende si sales de algo que te encorseta encuentras cosas nuevas sin necesidad ni siquiera de ir a buscarlas.

“Algos” que muevan a desencorsetarte puede haber muchísimos. Tantos como razones se le ocurran a cada persona. Estan aquellos que contribuyen negativamente al bienestar: monotonía, rutina, pérdida de trabajo, cambio en la situación económica y un sinfín más. Por otro lado están aquellos que tras el cambio pueden aportar cosas nuevas y mejorar el bienestar final: crecimiento personal, espíritu aventurero, ganas de saber, filosofía de vida propia, etc.

Hace hoy exactamente cuatro años emprendí un cambio similar yéndome a vivir al extranjero por unos meses. En aquel entonces mi “algo” era una rutina de seis años en el mismo puesto de trabajo de la que necesitaba desprenderme. Esa decisión y sus consecuencias aun me afectan positivamente.

Ahora con años por en medio y mayor experiencia siento dentro de mi otra vez la voz del cambio. Esta vez no hay ningún “algo” negativo y sí muchos positivos. ¿Se materializará esta vez? Los planes están y van ampliándose con el devenir de los días. Si todo sale bien 2009 puede ser realmente un muy buen año.

Rules of engagement

Las reglas del compromiso. Así se titula la nueva (para mí) sitcom a la que estoy enganchado y apunto de empezar a visionar la segunda temporada. Como es de esperar a España no ha llegado aun y si llega tardará en hacerlo. ¡Alabadan seas las páginas de descargas de series! Se olvida uno de que existen los anuncios televisivos. De esta serie ni siquiera hay subtítulos en español por internet (en inglés tampoco los he encontrado) así que toca verla a pelo rebobinando para pillarlos cuando hablan rápido y con un diccionario de slang para ampliar el vocabulario de la calle.

La serie recuerda algo a la de los matrimonios de Telecinco pero con gracia y sin incluir violencia de género. Una pareja que llevan 7 meses saliendo y se van a vivir juntos, al lado de unos vecinos que llevan años casados, además está el amigo común soltero y vividor. La verdad es que yo que no soy de reir a carcajadas he llegado a hacerlo con algunos gags. Eso sí, nivel alto de inglés americano es recomendable para no quedarse a cuadros. Una descripción del plot de la serie que ya hizo la gente de mundoplus.tv podéis leerlo aquí.

Si os gusta espero vuestros comentarios … y si no os gusta … también.

Llegir ens fa + grans

Llegir ens fa més grans

Grata sorpresa la que he recibido hoy en casa. Resulta que este año la Generalitat mediante su Departament de Cultura i Mitjans de Comunicació regala una suscripción gratuita por un tiempo a alguna revista o periódico de entre una lista bastante grande a todos los que cumplan 18 años en el 2008. Sobra decir que esos años me quedaron atrás hace tiempo (tantos como 10) pero aun y así acabaré beneficiándome del regalo ya que mi hermano, a quien iba dirigida la oferta, ha manifestado la intención de renunciar a ella sin tan siquiera mirar la lista de publicaciones disponibles.

Por lo visto aun no ha entendido lo de “leer nos hace más grandes”. Ya se le pasará … espero.

Voy a ver qué revista leo gratis durante los próximos días, semanas, meses o año.

Portada i contraportada del fulletó emés per la Generalitat