Kicsi, gyere velem rózsát szedni – Pequeña ven conmigo a coger rosas

Me encanta esta canción húngara de Cserháti Zsuzsa llamada Kicsi, gyere velem rózsát szedni o Pequeña, ven conmigo a coger rosas. Esta es mi traducción, probablemente, con más de un fallo.

Kicsi, gyere velem rózsát szedni

Pequeña ven conmigo a coger rosas

Kicsi, gyere velem rózsát szedni,
amíg el nem megy a nyár!
Addig kell az ilyet elvégezni,
míg virul a határ.

Kicsi, gyere fel a hegy csúcsára,
arra repül a madár.
Addig szeretnék a csúcsig jutni,
míg van napsugár.

Távolból jön a felhô,
meglátod, utolér,
fehérre festi a zöld mezôt,
hóval a téli szél.

Ez a világ sora, nincs mit tenni,
elfordítom a fejem.
Kicsi, gyere velem csókot csenni,
míg van szerelem.

Megy az idô, ugye nincs mit tenni,
elfordítom a fejem.
Kicsi, gyere velem csókot csenni,
most kell szerelem.

Kicsi, gyere velem csókot csenni,
kicsi, gyere velem csókot csenni,
most kell szerelem.

Pequeña ven conmigo a coger rosas,
Mientras no llega el verano
Debemos hacerlo,
Mientras florece por doquier.

Pequeña sube a la cima de la montaña,
Por donde vuela el pájaro.
Me gustaría alcanzar la cima
Mientras haya luz solar

De lejos viene la nube,
Ves, nos alcanza,
De blanco pinta los verdes campos
Con nieve, el viento invernal.

Así es el mundo , no hay nada que hacer,
Giro la cabeza.
Pequeña, ven conmigo a robar besos,
Mientras hay amor.

Pasa el tiempo, y no hay nada que hacer,
Giro la cabeza.
Pequeña ven conmigo a robar besos,
Ahora se necesita amor.

Pequeña ven conmigo a robar besos,
Pequeña ven conmigo a robar besos,
Ahora se necesita amor.

¿Has visto algún error o matiz en la traducción? Deja tu comentario.

Es imposible, arriesgado e incomprensible

Ez lehetetlen – mondta a büszkeség.
Ez kockázatos – mondta a tapasztalat.
Ez értelmetlen – mondta az indok.
Próbáld meg! – mondta a szív.

Zona de riesgo

Zona de riesgo

Es imposible – dijo el orgullo.
Es arriesgado – dijo la experiencia.
Es incomprensible – dijo la razón.
¡Pruébalo! – dijo el corazón.

Recordando Japón

Hace un par de años, justo por estas fechas, hice el viaje de mi vida a Japón. Mi primer viaje en solitario. Un par de meses después subí algunas fotos.

Hoy pensando en toda la catástrofe del terremoto de 9 grados, el tsunami posterior y la afectación a la central nuclear de Fukushima he estado viendo esas fotos. De entre ellas me llamó la atención la blancura de unas magnolias que fotografié en Kyoto. Pensé en usar esa foto para un artwork que recuerde estos días.

Yo también soy japonés / ?????

Yo también soy japonés / ?????

Te amaré siempre

Decir “te amaré siempre” es igual de irreal que decir “si algo pasa, seguiremos siendo amigos”. Dictado por la experiencia.