Te amaré siempre

Decir “te amaré siempre” es igual de irreal que decir “si algo pasa, seguiremos siendo amigos”. Dictado por la experiencia.