Aprendiendo húngaro (X): siguiente

De Budapest me gustan los pasos subterráneos en los cruces de avenidas y calles importantes que te permiten no pararte a esperar que los semáforos cambien de color. Me gustarían aun más si no me perdiera en su interior. Para entrar no hay problema pero una vez dentro la cuestión es averiguar qué salida es la que te lleva directamente a tu lugar  de destino. Los primeros días era un caos total y tenía que salir y volver a entrar hasta que acertaba a situarme. Ahora lo que he hecho es memorizarme los carteles de propaganda sistuados bajo tierra junto a las salidas que más uso en aquellos cruces que conozco. Así he logrado minimizar el número de errores.

En otro orden de cosas, el otro día comí algo que no sé si es húngaro  o no pero estaba delicioso. Es un pastel de carne y arroz que lleva una cubierta hecha de col y luego encima un gratinado. Buenísimo. Ahora que conozco el sitio (un restaurante llamado Mandarin en la tercera planta del centro comercial Mammut en Buda) volveré a probarlo. A este centro comercial se llega fácilmente con el tranvía.

También empiezo a tener una lista de palabras que me gustan por su sonido: villámos (tranvía), állomás (estación) y megálló (parada) y más cuando las ves combinadas en una frase como “a villámos végállomás megállóhoz” (cerca de la parada de la estación final del tranvía). ¿Mola o no mola?

A pesar de eso la palabra que a día de hoy ocupa el primer lugar entre mis preferidas es “következô” (próximo, siguiente). Me encanta como suena y me gusta porque puedo distinguir claramente la diferencia fonética entre ö y ô. Tenía más cosas que explicar pero me las guardo hasta el “következô” artículo 😀

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*