Aprendiendo húngaro (XIII): El inmovilismo angloparlante

Hoy asistí a un claro ejemplo del típico inmovilismo de los angloparlantes. Me fui a Örs vezér tere en el extremo oriental de la línea roja del metro de Budapest a IKEA y a darme una vuelta por el centro comercial Árkad. Finalmente me decidí a comprar algo de comida y otras minucias en el InterSpar situado en la planta baja de este edificio.

Lucky es lo que no fue la chica de hoy

Lucky es lo que no fue la chica de hoy

Situado en la caja, esperando por culpa de no sé qué problema con la tarjeta de algún cliente previo, observé como en la caja contigua también sucedía algo problemático. Una chica llevaba un Red Bull y un paquete de cigarrillos y por algún motivo quería otro paquete diferente, uno más pequeño. El caso es que ha empezado su retahíla con un “smaller?” y la cajera ha puesto la cara de alguien a quién le hablan en chino. Por algún extraño motivo la cajera ha llamado a la supervisora. Creo que ya había marcado la salida de los cigarrillos y necesitaba algún tipo de código o permiso para volverlos a introducir ya que la clienta tenía toda la pinta de devolverlos. Mientras venía la supervisora la angloparlante (no he logrado adivinar de donde era su acento) seguía complicándose más la vida y complicándosela más a la cajera pues sus frases ya eran del estilo “I don’t want this” o “Do you have another one smaller?”. La cajera la miraba sin tener ni idea de qué pedía la otra. La otra ponía tenía cara de tonta (obviamente, empezando porque es fumadora muy lista no puede ser) y era incapaz de hacer o decir algo más a parte de “smaller… ehhh… smaller”.

Al final a la cajera se le han hinchado las narices y le ha soltado un “Nem értem. (bla bla bla) … magyarul … (bla bla bla)” que más o menos viene a ser un “No entiendo … (hazme el favor de hablar) en húngaro (o vete a tu casa a molestar a otra que me tienes harta extranjera de m…..)”. Diciendo esto le ha señalado otros paquetes y al final la inglesa (o lo que sea) ha visto uno que le ha convencido, se lo ha indicado, ha pagado y se ha pirado. Y digo yo: ¿tanto cuesta hacer algún gesto cuando la comunicación verbal es incompatible? Los españoles no somos muy dominadores del panorama lingüístico pero nos valemos de los gestos como nadie. Además decir pequeño o más pequeño (smaller) con lenguaje gestual es de lo más sencillo del mundo. Por otro lado aprenderse algunas palabras en el idioma del país donde estás tampoco resulta tan complicado. A mi cuando me sueltan la parrafada en húngaro lo primero que suelto, en un húngaro con acento del mismo Balaton, es  “nem beszélek magyarul” es decir “no hablo húngaro” lo cual además de transmitir el mensaje los deja chascados porque ¿si no hablo húngaro qué hago hablando en húngaro?

Resumiendo, el cerebro de algunos se hace “smaller” cuando viajan fuera de su país y se ven rodeados de un idioma extraño. Por cierto, “más pequeño” en húngaro es “kisebb” y pequeño “kis o kicsi”, podría habérselo dicho a la inglesa pero no hubiera disfrutado tanto 😀

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*