La Física de la Búsqueda

Ayer fui al cine y puesto que la película que mi amiga escogió se canceló por problemas técnicos acabamos viendo la película que a mí me habían recomendado: “Come, reza, ama” que en húngaro se conoce por “Ízek, Imák, Szerelmek“.

Eat, pray, love

Eat, pray, love

Resulta ser una película entretenida de amor y desamor y de la búsqueda y el encuentro con uno mismo. Cualquiera puede disfrutar de su visionado pero sin duda aquellos que en ocasiones hemos emprendido esa búsqueda en pos del conocimiento, de aprender nuevos idiomas, de descubrir nuevas culturas, de adquirir formas en las que completar aun más nuestras vidas, podemos sentirnos reflejados perfectamente en el papel de Liz que interpreta Julia Roberts.

Hace seis años decidí marcharme a vivir temporalmente a Suecia para aprender más del idioma y la cultura y literalmente “ver qué había en el país”. Fue una experiencia gratificante que me vinculó estrechamente a ese país y a sus costumbres. Hace algo más de un año, las ganas de aprender un nuevo idioma y hacerlo por primera vez en mi vida desde el inicio en el país donde se habla me condujeron hasta Hungría. Igualmente he disfrutado de viajes más cortos de vacaciones en lugares como Japón, Letonia, Estonia, Austria o Alemania. En cada lugar he tenido mis vivencias particulares que han pasado a formar parte de mí y moldean mi manera de ser o de ver las cosas.

Asusta pensar que las cosas puedan cambiar y que ese ansia por saber y conocer pueda disiparse o peor aun amortiguarse por causas externas. Precisamente eso le sucede a Liz en la película y se ve sumida en una relación que deja de tener sentido mientras sus deseos previos siguen omnipresentes en su interior y cuyo eco resuena más intensamente a medida que pasan los días.

Creo que uno tiene que saber quién es antes de saber estar con alguien. Liz no lo sabía y emprendió esa búsqueda. Muchos no lo sabíamos y emprendimos búsquedas similares con resultados exitosos. Sin embargo, ni el camino es un lecho de rosas ni la búsqueda en sí tampoco lo es. La búsqueda atrapa y te sume en un agotador esfuerzo de autosuperación al que cuesta poner punto y final o tan solo punto y seguido. Cada día te conoces mejor, sabes quién eres, sabes qué quieres, sabes de dónde vienes y sabes hacia donde vas. Y en ocasiones, te olvidas de dejarte acompañar por alguien. Exactamente igual que Liz.

La cita final que Liz hace a modo de reflexión personal se me quedó grabada. En inglés original es la siguiente:

“I’ve come to believe that there exists in the universe something I call ‘The Physics of The Quest’ — a force of nature governed by laws as real as the laws of gravity or momentum.  And the rule of Quest Physics maybe goes like this: ‘If you are brave enough to leave behind everything familiar and comforting (which can be anything from your house to your bitter old resentments) and set out on a truth-seeking journey (either externally or internally), and if you are truly willing to regard everything that happens to you on that journey as a clue, and if you accept everyone you meet along the way as a teacher, and if you are prepared – most of all – to face (and forgive) some very difficult realities about yourself… then truth will not be withheld from you.’  Or so I’ve come to believe.  I can’t help but believe it, given my experience.”

Y en español sería algo así como:

“He llegado a creer que en el Universo existe algo llamado la “Física de la Búsqueda” – una fuerza de la naturaleza gobernada por leyes tan reales como la Ley de la Gravedad o la Ley del Momento. Y la regla de la Física de la Búsqueda es algo así como esto: “Si eres suficientemente fuerte para dejar atrás todo lo familiar y confortable (que puede ser cualquier cosa: desde tu hogar a tus viejos resentimientos) y partir en un viaje en busca de la verdad (ya sea interna o externamente), y si realmente deseas ver todo lo que te suceda en ese viaje como pistas, y si aceptas a todo el mundo que te encuentres por el camino como maestros, y si estás preparado – principalmente – para enfrentarte a realidades propias muy díficiles (y perdonarte) … entonces la verdad no te será retenida.” O así he llegado a creerlo yo. No puedo hacer menos que creerlo, dada mi experiencia.”

Y suscribo plenamente el texto anterior. Y me han entrado unas ganas locas de irme a Bali … o de irme, en general, a algún otro lugar. Sin embargo, antes tengo asuntos pendientes que zanjar y, parafraseando a MUSE en Knights of Cydonia: time has come to make things right … you and I must fight to survive. Ha llegado la hora de hacer las cosas bien … tú y yo debemos luchar para sobrevivir. Luego la búsqueda proseguirá aquí, allá o acullá.

One Comment
  1. Falta de inspiración « alegy22

    […] vía La Física de la Búsqueda | israel at sweetsweden.com. […]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*